La importancia de dejar huella en tu vida
La importancia de dejar huella en tu vida
 

Accede directamente al blog en este enlace:

El podio de los triunfadores

 

 

 

Aquí tienes las últimas entradas

 

 

27.06.2022
Jesús Portilla
Ningún comentario

Nuestra vida es para algo importante, así lo creo, y te vas dando más cuenta cuantos más años vas cumpliendo.

Todos hemos vivido y vivimos experiencias que pueden aportar mucho valor a otros que pueden vivir situaciones parecidas. Por eso, hace años que vengo publicando artículos en mi blog: El podio de los triunfadores, que en la mayoría son fruto de vivencias que de una u otra manera han llegado a mí y me han aportado algo que me invitaba a compartir con los demás.

En mis muchos años, la familia, el trabajo y la fe, han dejado una profunda huella en mi interior que sentía la necesidad de compartirla con todos. Son la parte más importante de mi felicidad y la de muchos que se han cruzado en mi camino y me han hecho comprender lo que no comprendía, disfrutar lo que no disfrutaba y transmitir aquello que creía que solo me interesaba a mí y no tenía o no iba a tener ningún sentido para los demás.

Me encanta hablar de la familia, porque lo es todo para mí y por ello la defiendo a capa y espada. Porque destruyendo la familia, destruimos el amor y la felicidad.

Me encanta hablar del crecimiento espiritual, de la fe, de Dios... Porque cada vez voy entendiendo más y más el sentido de la vida, quién es la persona que tengo a mi lado o que se cruza en mi camino, qué significa perdonar, cuál es la verdadera generosidad, el valor de la humildad, dónde está el verdadero amor, el secreto de la felicidad... 

Entiendo que muchos no son creyentes y sienten incluso un rechazo al tema religión e iglesia, pero cuando uno lo ha vivido durante tantos años viendo que cada día es un crecer en alegría, es muy difícil no querer hacer partícipe a los demás de tu gran suerte.

Me encanta hablar del trabajo porque yo he entendido mi puesto de trabajo como mi propia empresa, llenándola de entusiasmo, velando por ella, mejorándola, cuidando de mis compañeros, de mis clientes y de mis proveedores, procurando volver cada día a mi casa con la satisfacción del trabajo bien hecho.

Por todo ello, en mis artículos, algunos de los que no me conocen podrán sentirse molestos cuando critico el lugar en el que se está dejando a la familia, priorizando el trabajo, el dinero, el estatus, el éxito... También cuando intento evangelizar y dejar mi impronta o mi semilla para abrir corazones que se atrevan a descubrir la fe y lo que esconde. Y mucho más, cuando critico la deshumanización de las empresas, la falta de líderes competentes que no miren solo sus propios intereses y sepan hacer equipo o los empresarios que están enfocados solo al máximo beneficio sin importarles los daños colaterales de sus acciones.

Siento que alguien se pueda sentir molesto por mis observaciones más o menos acertadas, pero yo mismo precisamente aprendo cuando me hacen reflexionar y ver que lo que hice, lo que hago o lo que puedo hacer, no está bien, o hay otras formas de hacerlo y más encaminadas al bien común.

Nuestra vida es para algo importante; es para convertir lo ordinario en extraordinario; para enseñar, transmitir y compartir, para empoderar a unos y a otros sacando lo mejor de cada uno; es para llevar alegría donde se necesita; es para poner la solución a lo que parece no tenerla; es para abrir caminos donde los obstáculos lo impiden; es para poner amor donde no lo hay. Y esto solo es posible si nuestros dones, capacidades y experiencias las ponemos al servicio de los demás, aunque en algunos casos pueda ser que al compartirlas duela porque hurga en nuestra conciencia.

En este mundo de ideologías sin sentido, creo que es necesario significarnos y defender nuestras opiniones, nuestras creencias y nuestros rechazos. La verdad es verdad aunque nadie se la crea y la mentira es mentira aunque todos se la traguen. Lo importante de la vida es el viaje. Pero, ¿qué vamos aportando cada uno en nuestro viaje? Si al menos uno aprende, mejora o encuentra el verdadero camino, habrá valido la pena.

Muchas gracias por estar aquí y compartirlo. "Solo podemos iluminar el mundo si transmitimos luz""Solo podemos dejar huella con nuestra acción continua"

04.06.2022
Jesús Portilla
Ningún comentario

Cuando iba a publicar este artículo, casualmente leí el publicado por José Nicolás en la página de opinión del periódico "El País", haciendo referencia a la precariedad laboral en todos los sectores, a las empresas que se aprovechan para ofrecer unas penosas condiciones laborales, a esos ínfimos salarios y horarios sin fin y sin cobrar horas extras, a esa continua humillación y falta de respeto unida a la presión continua por los resultados, así como a la aceptación a cualquier forma de explotación para obtener un trabajo. 

En el artículo de hoy, hago referencia a la gran enfermedad que afecta en general al poder y particularmente al mundo de la empresa. Esos importantes virus que asolan el mundo y que necesitan una pronta inoculación para recuperar la alegría laboral, el entusiasmo, la implicación, la iniciativa y la responsabilidad.

La soberbia, el egoísmo, la ambición, la venganza, el rencor e incluso el odio, van generando un gran contagio que se esparce por el mundo y lamentablemente por las empresas, por la política, por el poder, por todos aquellos destinados al bien común, para que este no se produzca. Y la pena es que muchos otros quieren contagiarse de él con ese falso éxito, no midiendo sus consecuencias sino el bienestar personal y satisfacer su ego aunque eso tenga un mal final para unos y otros.

Tantos máster, cursos sobre liderazgo, motivación, crecimiento personal y parece que lo que solamente queda de esas enseñanzas es el éxito, el dinero, la posición social, la vanidad y la soberbia, dejando a un lado o en último lugar ese bien común, el respeto, la generosidad, el compartir, el enseñar...

¿Tan difícil es llegar alto y mirar para abajo para empoderar a todo aquel que se ha encontrado uno en el camino participando de ese éxito?

¿Tan difícil es evitar no contagiarse de esos poderosos virus y no preocuparse de encontrar la vacuna que da importancia al ser ante el tener?

¿Tan difícil es proponerse ganar simplemente lo justo y disfrutar de la alegría y satisfacción  del equipo premiando su trabajo, así como el agradecimiento del cliente por el servicio, la atención y el justo precio?

¿Tan difícil es el reconocimiento, el respeto, el perdón y las disculpas, sabiendo los errores que uno mismo comete y desvía irresponsablemente hacia otros?

Pero el contagio crece y pocos buscan esa vacuna que te devuelve la salud en el corazón y en el alma y que no solo produce tu felicidad sino la de todo aquel que se acerca a ti. Parece que ese gran virus, la gran droga del poder produce un pronta felicidad y satisfacción que aunque sea falsa y conduzca al vacío, crea adicción e impide la fortaleza y valentía para rechazarla.

Estos virus que invaden el mundo, tiene su vacuna, una vacuna gratuita, que inmuniza contra los malos comportamientos en la familia, trabajo, sociedad.... Una vacuna que está en el interior de cada persona.

¿Tanto miedo se tiene a esta importante inoculación que necesita urgentemente el mundo?

Muchas gracias por estar aquí y compartirlo. "Solo podemos iluminar el mundo si transmitimos luz""Solo podemos dejar huella con nuestra acción continua"

23.05.2022
Jesús Portilla
Ningún comentario
Los jóvenes están hartos de lo que ven en los trabajos, en la sociedad, en la familia. Buscan referentes, ejemplos, testimonios que les indiquen el verdadero sentido de la vida y nosotros deberíamos dárselos. Pero lo único que se cruza en su camino es una ambición desmedida, llena de soberbia, egoísmo, manipulación, abuso de poder y explotación, sin importar el daño que sufren los afectados.Es cierto que hay muchos que se encuentran perdidos, pero hay otra gran multitud de jóvenes de los que nadie habla, que se están marcando sus propios objetivos para darnos las lecciones necesarias para cambiar este mundo. Los jóvenes cuando encuentran un rayo de luz, van a por él. Cuando se lanzan, van a por todas.Decía el Papa Francisco: «¡Qué bueno que los jóvenes sean «callejeros de la fe», felices de llevar a Jesucristo a cada esquina, a cada plaza, a cada rincón de la tierra!».Los jóvenes son la esperanza del mundo, el motor de cambio de la sociedad. ¡Y vaya motor!¿Por qué tantos se están convirtiendo al catolicismo?Solo hace falta buscar un poco por internet e informarse, para poder hacer una gran listado con la cantidad de acciones, voluntariados, peregrinaciones, servicios comunitarios, jornadas de convivencia, conferencias e incluso festivales, encontrando grandes testimonios que apartan la oscuridad y la mentira con rayos de luz y verdades para ese mundo mejor, que solo exige ser valientes renunciando a aquello que solo produce vacío.En las siguientes líneas podemos ver muchos ejemplos de esos rayos de luz continuos que, día a día y año tras año, los jóvenes quieren mantener encendidos para compartirlos con otros jóvenes, y también con nosotros, para que juntos cambiemos el mundo y lo llenemos de amor y de generosidad.Multitud de jóvenes valientes y sin escrúpulos, se lanzan a la calle, a las empresas y a las redes sociales para evangelizar y dar un gran testimonio, preocupándose menos por el tener y más por el hacer y el ser:Entusiasma escuchar al rapero Grilex hablando de su conversión y compartiendo su alegría en la letra de sus canciones. Guillermo Esteban, de 26 años, más conocido como “Grilex”, nos cuenta cómo pasó de "vivir una fe de pega”, a tener “un encuentro muy fuerte con el Espíritu Santo". “Los jóvenes no estamos perdidos, estamos desorientados”. ¿Existe el rap cristiano? Sí, Grilex lo cuenta en su increíble testimonio de conversión. ¿Cómo vivir la fe? ¿Cómo comunicarse con Dios? En este vídeo, Grilex explica mediante su conversión, las herramientas para vivir la fe y la importancia de vivirla acompañado.Es impactante el testimonio de Jaime Barón, que pasó de ser un joven violento a servir a los más pobres en Calcuta. Él nos explica cómo la vida de un joven puede cambiar tanto gracias al poder de la fe. Su vida cambió cuando tomó una decisión que le cambió radicalmente. Decidió viajar a Calcuta y conocer cómo vivían  las Misioneras de la Caridad. Jaime descubrió el tesoro más bonito que podría tener que es el de servir a los demás. Esta vocación de servicio le hacía más libre. Los tres veranos que estuvo en Calcuta le hizo comprender que había un Dios que le quería con sus luces y sus sombras, le quería tal y como era. Descubrió a Jesucristo entre los más pobres y en la experiencia de la Eucaristía.También nos da una lección la joven Luisa María: "¡Si supieras cuán grande es el Amor de Dios, dejarías de mendigar cualquier amor!". Otra joven conmovió a todos en la Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia, con su testimonio del perdón de Dios frente a la multitud que se reunía con el Papa.También el famoso actor Eduardo Verástegui nos cuenta el giro que dio su vida; una vida de éxito, lujo y placeres que sin embargo le producía un gran vacío porque le faltaba lo más esencial.Un youtuber católico, Enrique Vidal - Enriquísimo, da un giro radical en su vida y empieza a evangelizar en las redes, sin importarle el qué dirán de sus amigos de antes y de aquellos seguidores que no conocían su conversión al cristianismo.Ignacio Gil, el famoso “TikToker” Nachter, también se declara católico. "Que me ataquen por mi religión es ridículo. Me parece absurdo porque nunca he intentado convencer a nadie en mis redes sociales de creer en lo que yo creo. Me muevo por un principio que vale para cualquiera: no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti. Punto. Que me ataquen por mi religión es ridículo.La impresionante conversión de la cantante Athenas y su marido Tobías Buteler, rebosantes de alegría, descubren su vocación de dedicarse a tiempo completo a la evangelización a través de la música católica, hablando un lenguaje actual, renunciando a aquella fama que no defendía sus valores. El nuevo disco de la cantante Athenas titulado “Todo es tuyo” comprenden doce canciones que pretenden servir como canal para encontrarse con Dios en el día a día. Y es que detrás de sus letras, la compositora argentina tiene una historia que contar, una historia de conversión con la que seguro que muchos nos podemos sentir identificados.Inma García en una visita a Medjugorje, que pasó en un bar, conoce a su futuro marido y dónde estaba la verdadera felicidad que ella no terminaba de encontrar. En este testimonio, Inma nos cuenta cómo fue su conversión y cómo acabó viviendo en Medjugorje, organizando peregrinaciones con su marido.Vinicius, la joven estrella del Real Madrid orgullosa de su fe católica: «Dios lo es todo para mí». Pero si la familia es un pilar fundamental en su vida el otro es Dios, tal y como él mismo reconoce. De hecho, escuchando sus declaraciones o leyendo sus publicaciones en las redes sociales hay pocos futbolistas que den tantas gracias a Dios como él. “Siempre tengo que dar gracias a Dios y a mi familia”, afirmaba en una entrevista.Un testimonio al que se unen muchos más deportistas que podéis leer en este artículo, o en este que identifica a otros deportistas cristianos.El festival de miles jóvenes que se celebra cada Agosto en Medjugorge, es otra muestra del ejemplo que quieren dar al mundo.El lema propuesto por el Papa Francisco en la JMJ de 2021 fue: «Levántate, te hago testigo de las cosas que has visto.» (Hch 26, 16). La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) es un encuentro de jóvenes de todo el mundo con el Papa. Es, además, una peregrinación, una fiesta de la juventud, una expresión de la Iglesia universal y un fuerte momento de evangelización del mundo juvenil. Se presenta como una invitación a una generación determinada en construir un mundo más justo y solidario. A pesar de su identidad claramente católica, está abierta a todos, tanto a los más cercanos a la Iglesia, como a los más distanciados. Tiene lugar todos los años en las diócesis, con ocasión del Domingo de Ramos, y cada dos, tres o cuatro años con carácter internacional en una ciudad elegida por el Papa, y contando siempre con su presencia. Reúne a millones de jóvenes desde 1986 para celebrar la fe y su pertenencia a la Iglesia para promover la paz, la unión y la fraternidad entre los pueblos y las naciones de todo el mundo.Celia, la joven malagueña que se encontró a Dios debajo de un camión. Eran las 8:32 de la mañana cuando un camión que dio marcha atrás la atropelló. Estuvo a punto de morir. El accidente ha marcado su vida, pero no como una desgracia, sino como un renacer. Lo explica ella misma en este artículo.  Después de una adolescencia siendo "la malota", llena de inseguridades y juntarse con gente que no la llevaba por un buen camino, canalizando su vida en la mentira, viendo anulada su conciencia por culpa de las drogas, consideraba que la libertad era hacer lo que le daba la gana, Alba Arribas descubrió que existía una vida diferente en Dios, sintiéndolo como una presencia cercana, encontrando el camino y el sentido de su vida. Interesante testimonio de una oveja descarriada que deja un mensaje para todos: "Cuando recibáis la llamada, no dejéis de atenderla".El "Top Model" Pietro Ditano, es un joven gallego que con 18 años. Estudiando su carrera, se topó con el mundo de la moda que le ofrecía un panorama deslumbrante de chicas guapas, halagos, fiestas, dinero, éxito… Hasta que Dios se le empieza a insinuar a través de sus propias circunstancias. Dentro de que tenía esa parte de éxito externo de glamour, de exposición pública en redes sociales, paralelamente vivía una soledad que nada se reflejaba en esta ventana pública. Todos los vaivenes que cualquier persona joven y exitosa de su edad pasaron pero su despertar espiritual no se produjo hasta el momento que se encontró con un hombre que no conocía de nada en la boca de metro de Tetuán, en Madrid, una noche. Ahí su vida cambió. "Tenemos sed de verdad. Pues si Jesús es la Verdad, ¿por qué no seguir esa Verdad y probarla?". Pietro Ditano acaba de estrenar su película El Beso de Dios.Al gran grupo de jóvenes pertenecientes a la Asociación Hakuna no le importa gritar al mundo la importancia de ser cristianos. ¿Qué es Hakuna?: Cristianos que juntos seguimos a Cristo compartiendo un estilo de vida. Creamos espacios de vida en los que contagiamos la Vida. Nos expresamos habitualmente con música: vivimos lo que cantamos y cantamos lo que vivimos. También con música queremos recordar al mundo la belleza de la vida, y mostrarles la belleza de Cristo.Multitud de jóvenes se movilizan y acuden al Camino de Santiago, participan en peregrinaciones, campamentos, campos de trabajo, retiros de Emaús, cursos prematrimoniales; organizan cenas Alpha, entregan su tiempo viajando a Lourdes, Medjugorje, Fátima... renunciando a las drogas, al placer, al egoísmo, a la soberbia, a la falta de valores. ¿Quién ha dicho que los jóvenes pasan de Dios y de la iglesia y que no tienen valores? Años tras año se suman voluntarios y encuentran el verdadero sentido de la vida.Más testimonios de conversiónMuchas gracias por estar aquí y compartirlo. "Solo podemos iluminar el mundo si transmitimos luz""Solo podemos dejar huella con nuestra acción continua"