La importancia de dejar huella en tu vida
La importancia de dejar huella en tu vida
 

Accede directamente al blog en este enlace:

El podio de los triunfadores

 

 

 

Aquí tienes las últimas entradas

 

 

11.01.2018
Jesús Portilla
Ningún comentario
¿Crees que tú predices tu futuro? Sí, eso te pregunto. ¿Tú puedes predecir tu futuro? Detente un minuto en tu lectura y piénsalo. ¿De dónde viene esta pregunta y por qué te la hago? ¿Tú predices tu futuro? No sé a qué conclusión has llegado, pero la respuesta es SÍ, TÚ PREDICES TU FUTURO. Podrás pensar que hay muchas cosas que influyen alrededor de ti y afectan a tu futuro. Sí, es verdad, pero el único que dirige la situación, vence los obstáculos y sigue paso a paso el camino eres tú. Las influencias que recibes lógicamente están ahí, y si no existieran sería un camino de rosas, casi resultaría aburrido conseguir cualquier propósito sin ningún esfuerzo, pero tenlo claro y métetelo en la cabeza: tú eres el que predices tu futuro, y por lo tanto tu trabajo, tu comportamiento, tu determinación, tu confianza, tu empeño, tu coraje y tu hacer diario y presente deben ser sobresalientes y dirigidos hacia ese futuro, porque quieres que se cumpla tu predicción, ¿no? Pasamos la mayoría de nuestro tiempo pensando en qué nos deparará el futuro, y sin embargo no nos detenemos a meditar cómo es nuestro día a día y qué hacemos por ese futuro en el cual nos pasamos pensando tanto tiempo. Los que me conocéis sabéis que he hablado muchas veces de los muebles de Ikea comparándolos con la construcción del futuro. Pues bien, vuelvo a insistir, porque creo que el ejemplo es clarificador. Cuando queréis montar un mueble de Ikea ya tenéis una visión sobre cómo quedará cuando esté ensamblado ¿no es así? Pues bien, así debe comenzar la predicción sobre tu futuro, visualizando lo que quieres. Una vez visto lo que quieres y habiéndote decidido a ser tú mismo el protagonista que haga realidad tu visión, cargas con todas las cajas y las dejas en el suelo de una habitación observando la cantidad de piezas que tienes que ensamblar. Aunque al principio puede asustar, te pones a ello, no te queda otra. Igual en tu vida: te tienes que poner a ello a pesar de la cantidad de pasos que tengas que dar para llegar al final. Y vas construyendo, montas y desmontas corrigiendo errores, y te paras a pensar en los fallos, pero continúas porque quieres ver tu mueble construido, llegar a tu objetivo. Pieza tras pieza, paso tras paso. Aprietas, aflojas, ensamblas, sueltas, fijas, montas una y otra. ¿Y, sabes una cosa? Aquello que te asustaba porque tenía mil tornillos y una variedad infinita de piezas está ahí, frente a tus ojos. Predijiste el futuro sobre el destino de aquella cantidad de piezas que te asustaban, y ahora las tienes ahí convertidas en el mueble que querías. ¿Qué te depara el futuro? ¿Crees que tú predices tu futuro? Tu futuro lo determinan tus elecciones y tus acciones. ¿Qué futuro predices para ti? Muchas gracias por estar aquí y compartirlo.  "Solo podemos iluminar el mundo si transmitimos luz" "Solo podemos dejar huella con nuestra acción continua"
03.01.2018
Jesús Portilla
Ningún comentario
El desánimo es esa fuerza que se pone frente a ti y que te bloquea o te intimida quitándote las ganas de seguir, lanzándote un mensaje continuo que martillea en tu cabeza: ¿Para qué? ¿Quién no se ha encontrado de frente con el desánimo? Yo desde luego sí me he encontrado muchas veces frente a él, sobre todo cuando pones todo tu esfuerzo y empeño en algo, dedicándole mucho tiempo y no ves los resultados esperados. Entonces te empiezan a surgir montones de dudas e infinidad de preguntas: ¿Estaré equivocado? ¿Será este el camino? ¿Merece la pena? ¿Debería dedicar mi tiempo a otra cosa? Y todo esto, ¿para qué? Preguntas que pueden llevarte a la respuesta más cómoda: ¡No me apetece continuar! Pero el desánimo se puede vencer respondiéndole con la misma fuerza y con la misma chulería con la que te ataca. Plantándole cara. No escondiéndose en la fácil renuncia o en la comodidad de la cama, el sofá o manteniendo esa zona de confort que aunque te parece rutinaria, no requiere pensar, cambiar o luchar. Al desánimo se le vence, desanimándolo. Haciéndole que desista de su intento de destruir tu entusiasmo. Solo enfrentándote a él, reducirás su fuerza. El desánimo es la ausencia de coraje. Nunca bajes tu cabeza. Manténla siempre alta. Mira al mundo directo a la cara.-Helen Keller. Levantándote. Hay que levantarse y luchar con él dispuesto a ganar y no amedrentarse porque siempre jugará con tu debilidad. No puedes quedarte en el banquillo porque eso es lo que él quiere, seguir retándote, bloqueando tu fuerza y tu espíritu de lucha. El desánimo es la piedra que inevitablemente tienes que pisar para cruzar el río. Puede que te caigas pero siempre puedes levantarte o nadar para terminar cruzándolo. Teniendo fe y confianza. Tú quieres, tú puedes, tú sabes, tú estás preparado. Solo teniendo fe y confiando en ti lograrás tus sueños y vencerás. Porque el desánimo intentará mostrar siempre tus flaquezas para vencerte, pero cuando muestres tu confianza las dudas las tendrá él. A veces no te das cuenta de tus propias fortalezas hasta que te encaras con tu mayor debilidad.-Susan Gale. Empezando y continuando. Hay que empezar, hay que seguir, hay que avanzar y aunque muchas veces veas que el camino a recorrer es largo y no te sientas capaz de continuar porque dudas de tu éxito. Solo dando un paso tras otro llegarás a tu meta. El desánimo y los fracasos son dos piedras seguras en el camino hacia el éxito.-Dale Carnegie. Comprometiéndote. Marcándote objetivos, aunque sean mínimos, pero realizables. Retándote a ti mismo cada día y apartando las dudas de tu camino con la fuerza de tu confianza y valentía. El factor más esencial es la persistencia, la determinación de no permitir que tu energía o entusiasmo sean vencidos por el desánimo que inevitablemente llegará.-James Whitcomb Riley. Enfocándote hacia tus sueños. Visualizándolos claramente y con nitidez. Entrando dentro de ellos y viviéndolos. Disfrutando de ese momento y sintiéndolos tuyos. Son tus sueños y tienes que derribar la pared del desánimo, porque están justo detrás. La oscuridad siempre se vence con la luz. El espíritu humano es más fuerte que cualquier cosa que le pueda ocurrir.-C.C. Scott. Mirando lo positivo. Porque lo positivo es lo que te va a permitir siempre apartar los obstáculos, levantarte, vencer, ver la luz. Lo positivo, es la vitamina necesaria que te mantendrá siempre en forma para sacar tu valentía, tu fuerza, tu ánimo, tu confianza y vencer cualquier dificultad. Es más fácil bajar una montaña que subirla, pero la vista es mucho mejor en lo alto.-Arnold Bennet. Encontrando siempre un porqué. Siempre existe un porqué y siempre es un crecimiento para ti y para las personas que se van a cruzar en tu camino durante el viaje o cuando llegues a la meta. Todo esfuerzo merece la pena, porque las semillas siempre dan frutos. La semilla nunca para de crecer por encontrar obstáculos, sigue avanzando hasta que llega al exterior. Manteniendo la constancia y la paciencia. Solo se escribe un libro página tras página; solo se pinta un cuadro pincelada tras pincelada; solo se consigue ganar carreras después de mucho entrenamiento; solo se consigue levantar un edificio, ladrillo a ladrillo. La constancia es un martillo que golpea día a día hasta conseguir traspasar la montaña, y unida a la paciencia siempre te llevará a descubrir ese paraíso que recompensa tu esfuerzo. Deja que la perseverancia sea tu motor y la esperanza tu gasolina.-Jackson Brown. Sé agradecido. ¿Te has dado cuenta de todos los dones, capacidades y bienes que has recibido? Nada más despertarte cada día empiezas a ver cosas a tu alrededor para estar agradecido. Pero también cuando sales a la calle y recibes el sol sobre tu cara, la brisa del aire o ves la sonrisa de algún  niño que con su mirada te transmite su felicidad y alegría. O llegas a la escuela o al trabajo y ves las posibilidades que se te presentan para aprender, avanzar, crecer y compartir con las personas que se cruzan en tu camino. Y sobre todo, cuando vuelves al calor de tu hogar y sientes el cariño de tu familia. Cada día te presenta a tu alrededor multitud de momentos para estar agradecido. Cuando uno no agradece lo que tiene, no está preparado para recibir más. Las semillas del desánimo nunca crecen en un corazón agradecido. Muchas gracias por estar aquí y compartirlo.  "Solo podemos iluminar el mundo si transmitimos luz" "Solo podemos dejar huella con nuestra acción continua"
22.12.2017
Jesús Portilla
Ningún comentario
Os dejo una recopilación de los mensajes que dejaron un buen testimonio en las diferentes entrevistas realizadas. Las claves para encontrar el camino a ser más, a ser mejor, a llegar más alto (Agustín Grau): Autoconocimiento: conocerte y saber qué eres, quién eres, cómo eres y cómo quieres ser. Conocimiento: Amar la información, la verdad, la sabiduría, la clave de las cosas. Silencio, paz: para conectarte con tu ser interior y poder pensar, reflexionar y tomar decisiones que te conduzcan a la excelencia. Libertad: para actuar sin limitaciones ni condicionantes. Conciencia: para darte cuenta en todo momento de lo que haces y por qué lo haces. Confianza: en que dentro de ti ya está todo, ya existe todo, y tan solo hay que sintonizarse con ello. “Enfocarte en los sueños para vencer a los gigantes” (Laín García Calvo). Detrás de nuestro mayor obstáculo, de nuestro mayor miedo, se esconde la mayor bendición. Deja de concentrarte en tu Goliat, tus problemas, y concéntrate en tu solución, tu sueño. Todos somos únicos en nuestra estrella, dejamos de brillar cuando dejamos de ser nosotros mismos, para tratar de ser alguien que no somos con tal de agradar a los demás. Si eres tú mismo, eres inimitable, inigualable, único y ¡brillas! Consejos para quien persigue sus sueños (Beatriz Gómez). No te rindas, el camino hacia ellos puede ser complejo pero siempre es apasionante perseguir quien eres, pues nuestros sueños son parte de lo que nos conforma como persona. Las cosas grandes empiezan siendo pequeñas (Mónica y Javier). Cuando “se resiste, se persiste y se insiste”, lo pequeño  acaba siendo GRANDE. Intentando cambiar el mundo (Gabriel Gómez). Hacer de la utopía una realidad. Cambia primero tú, quiérete tú, después ayuda a los que te rodean e irás cambiando poco a poco el mundo.El cambio está en cada uno y solo si estamos plenamente convencidos de querer hacer ese cambio lo llevaremos a cabo. Hacer la vida más grande es como una bola de nieve que se va nutriendo con cada pequeño gesto que hacemos y que hacen los que nos rodean. La emoción es energía pura (Mercé Roura). Las cosas sólo cambian si nosotros cambiamos. La única forma de salir de la jaula es aceptar primero que estás en la jaula. Hay momentos en la vida en que uno debe sentarse a notar que vive y dar gracias por esa plenitud, por la vida. Para ganar hay que asumir perder siempre. Es más, creo que no ganas si no asumes que ya no te importa perder. La vida es riesgo. Es decidir continuamente qué clase de persona quieres ser. Yo creo que siempre compensa confiar en ti y en tus posibilidades. No brillamos si no somos capaces de abrazar nuestra sombra y lo que nos hace sentir vulnerables. Dentro de cada uno hay una fuerza que le empujará cuando dude. Siempre se es más grande de lo que uno se imagina. La vida material no es la fuente de plenitud (Rafael Vídac).  El grado de nuestra autonomía suele ser proporcional al de nuestra evolución como seres humanos. Es decir, en general quien menos necesita, más PUEDE. Cualquier cosa que nos ocurre, por muy difícil o incomprensible que nos resulte, trata de enseñarnos algo. Vivimos para crecer y ese crecimiento duele. La "suerte" o "desgracia" no es más que la consecuencia de nuestras propias acciones en algún momento de nuestro paso por la Vida, las recordemos o no. Los sueños hay que alcanzarlos cada día (Manuel Pineda). Se puede hacer de la vida algo grande con propósitos muy claros y una actitud acorde para alcanzar estos propósitos. Además no creo en la buena suerte, y por lógica tampoco en la mala suerte, pero sí que creo que hay que estar en el lugar-momento oportuno y eso se consigue con buenos propósitos, actitud y trabajo. La satisfacción personal es colosal cuando trabajas por cuenta propia y ayudas a otras personas a alcanzar sus objetivos que a la vez, también, los conviertes en tuyos. De nuestra riqueza interior depende nuestra vida (Miguel Ángel García). Hay que creer en el poder que tienen las personas y su capacidad para cambiar su vida. Uno puede dar mucho más a los demás, la generosidad es la que engrandece a las personas. La gratitud es la madre de los valores. La generosidad nos hace inmensos como personas y es un pilar esencial para ser felices. La vida se puede hacer grande si buscamos dentro de nosotros lo que no encontraremos fuera. La felicidad es mejorar cada día como persona. ¡FELIZ NAVIDAD CON MIS MEJORES DESEOS! Muchas gracias por estar aquí y compartirlo.  "Solo podemos iluminar el mundo si transmitimos luz".