La importancia de dejar huella en tu vida
La importancia de dejar huella en tu vida
 

Accede directamente al blog en este enlace:

El podio de los triunfadores

 

 

 

Aquí tienes las últimas entradas

 

 

11.02.2021
Jesús Portilla
Ningún comentario
Cuando éramos pequeños, mi madre nos decía que debíamos ser agradecidos porque desde que nos despertábamos por las mañanas hasta que nos acostábamos por la noche, estábamos recibiendo cosas que pasábamos por alto.Y es cierto, parece que solo nos damos cuenta de lo que nos falta, pero no de lo que tenemos e incluso de lo que nos sobra. Si como decía mi madre, nos parásemos a pensar todo lo que tenemos o recibimos desde que nos levantamos o mejor dicho, si dejáramos de recibir lo mucho de lo que disfrutamos cada día, seguramente es cuando lo valoraríamos y encontraríamos el significado del agradecimiento. Poder tener una casa, dormir confortablemente en una cama, tener agua para lavarse y calmar la sed; poder desayunar, tener una familia, tener un trabajo, amigos, compañeros, recibir sonrisas, poder comer cada día —incluso elegir el menú—; tener un coche o medios de transporte para ir y venir a casi todos los sitios, poder volver a descansar a casa... Y si a eso añadimos, el sofá, la cervecita, la televisión, el móvil, la ropa, el gimnasio, los libros, el equipo de música, los viajecitos, la luz, el gas y tantas y tantas cosas que uno tiene en armarios, en cajones y en donde ni siquiera sabemos, creo que merecen nuestro agradecimiento.Son tantas las bondades del agradecimiento, que cuando no eres agradecido tan siquiera en lo poco, ¿para qué vas a recibir más? El que no valora y agradece lo mínimo, no sabe lo que es no tener nada, porque precisamente los que no tienen nada, son los que agradecen todo, incluso nuestra mirada y nuestra sonrisa, cosa a lo que muchos no le dan valor ninguno.Es lícito quejarse, somos humanos y hay muchas cosas que nos afectan, pero no se puede ir de derrotista por la vida, porque muchos se cambiarían inmediatamente por nosotros, aun corriendo esa supuesta mala suerte que algunos dicen tener.Como decía mi madre, recibimos multitud de cosas a diario por las que estar agradecido, pero es que además hemos recibido unos dones, capacidades y cualidades gratuitamente, y que están a nuestro servicio para utilizarlos cuando queramos. Esto no va de ser optimista y ver solo las cosas buenas —aunque yo prefiero ser así—, sino del simple agradecimiento por tantas y tantas cosas que hemos ido recibiendo, que recibimos, que tenemos a nuestro alcance y que incluso nos permiten el ser generosos y poder compartirlas con los demás.A mí me gusta ser agradecido, y además, me satisface ver la cara de alegría de todos aquellos que se cruzan en mi camino y me saludan, regalándome una sonrisa, y de todos aquellos que me sirven a diario y que solo con esas simples palabras sienten reconocido su trabajo. Por ejemplo el frutero, el panadero, el vecino, el compañero, el conductor del autobús, el vigilante... También, cuando he tenido un día complicado, lo veo compensado con todo eso que parece invisible, pero que también ha pasado y ha sido bueno, además de sentir el cariño de mi mujer, mis hijos y mi familia, que me hacen olvidar y recordar lo más importante.Puede que mis palabras no hayan sabido explicar bien las verdaderas bondades del agradecimiento, pero si es así, tal vez, puedan hacerte reflexionar lo que grandes personajes de nuestra vida dicen al respecto:La gratitud se da cuando la memoria se almacena en el corazón y no en la mente. Lionel Hampton.El hombre sabio no se aflige por lo que no tiene, sino que se alegra por lo que tiene. Epíteto.No arruines lo que tienes deseando lo que no tienes. Epicuro.Debemos encontrar tiempo para detenernos y agradecer a las personas que hacen la diferencia en nuestras vidas. John F. Kennedy.Siempre hay flores para aquellos que quieren verlas. Henri Matisse.Sé agradecido por lo que ya tienes mientras persigues tus objetivos. Si no estás agradecido por lo que ya tienes, ¿qué te hace pensar que serías feliz con más? Roy T. Bennett.La gratitud es la capacidad de experimentar la vida como un regalo. Nos libera de la prisión de la auto-preocupación. John Ortberg.La gratitud abre la plenitud de la vida. Convierte lo que tenemos en suficiente, y más. Convierte la negación en aceptación, el caos en el orden, la confusión en la claridad. Puede convertir una comida en una fiesta, una casa en un hogar, un extraño en un amigo. Melody Beattie.Solo hay dos maneras de vivir tu vida. Una es como si nada fuera un milagro. La otra es como si todo fuera un milagro. Albert Einstein.Dios te dio un regalo de 86.400 segundos hoy. ¿Has usado uno para decir ‘gracias’? William A. Ward.Muchas gracias por estar aquí y compartirlo. "Solo podemos iluminar el mundo si transmitimos luz""Solo podemos dejar huella con nuestra acción continua"
19.01.2021
Jesús Portilla
Ningún comentario
(Imagen de Sanu A S en Pixabay)

Tantos máster enfocados al ámbito profesional para la especialización en variadas materias y ninguno parece preocuparse de lo que engrandece a cada persona, para moverse dentro de ese maravilloso mundo en el que vivimos para el servicio. 

Con mis humildes palabras te invito a adentrarte en este pequeño pero gran máster que puede dar un verdadero sentido a tu vida laboral y personal, siendo la brújula necesaria para encontrar la luz que ilumine tu vocación y tu dedicación al mundo del trabajo. Todo ello dándole un importante valor para dejar una profunda huella y poder sentir verdadera satisfacción y orgullo, como todos aquellos que siempre serán recordados por su bien hacer, compartiendo generosamente aquellos dones que recibieron, no guardándolos para sí mismo.

El único máster sobre comportamiento humano que engrandece a las personas para saber discernir, decidir, valorar, priorizar, actuar, mejorar, comunicarse y emprender acciones sabiendo relacionarse con las personas y dirigir equipos,  La verdadera formación para triunfar en la vida, dejando semillas para la eternidad y para llenar el alma de cosas que valen la pena con una clara orientación para alcanzar lo sublime y lo bueno.

Ahora tienes aquí el máster más importante y necesario, dirigido a todo aquel que quiera ser GRANDE en el mundo de la empresa y por supuesto en la vida misma, con simples pero importantes lecciones que debieran hacernos pensar para actuar en consonancia.

Pero esto solo es un punto de partida para nuestra propia reflexión, que cada uno debemos completar y enriquecer contrarrestándolo con la propia experiencia.

Buscar la felicidad de los demás. Debiera ser la primera lección a aprender porque si se tiene bien aprendida, tal vez las demás lecciones resulten muy fáciles. Lo importante de buscar la felicidad de los demás es que ahí es donde encontramos la nuestra. ¡Ah! Y si lo planteamos desde el punto de vista profesional, no se pierde dinero con ello, más bien se gana. Siempre tendrás más amigos, más clientes, más personas contentas contigo y mejores resultados.Decidir con el corazón. Porque es desde donde se toman las decisiones más profundas y que hacen menos daño a las personas. El corazón siempre sabe, lo que la cabeza no llega nunca a comprender.Hacer lo correcto. ¿De verdad, podemos llegar a pensar que hacer lo correcto no es lo que más interesa? Hacer lo correcto provocará siempre la satisfacción de haber cumplido con nuestro deber. Si en tu mano está hacer el bien o hacer el mal, elige hacer el bien, aunque algunas veces pueda atentar contra la política de la empresa o del mismo entorno en el que te muevas.Practicar la amabilidad, la simpatía, la sonrisa. Dice un refrán: Se atrapan más moscas con una gota de miel que con un barril de hiel. Las personas siempre somos más propensas a confiar en quien nos trata con buenas maneras. ¿Por qué no practicarlo cada día?Estar disponible para quien nos necesita. Algo difícil cuando no hemos cultivado la generosidad, pero es fácil entender que todos necesitamos de todos y también deseamos la disponibilidad de los demás.Lo maravilloso de la pasión por el servicio. Si no te han enseñado o no nos han enseñado a ilusionarnos por las pequeñas cosas, ¿cómo vamos a ponerle ilusión y pasión a cualquier proyecto o servicio, en el que sus receptores son personas que necesitan de él? ¿Cómo pretendemos que nos sirvan si nosotros no hemos aprendido a servir, a ayudar, a ponernos en lugar de los demás?Ser más humano. Es tan simple como ponerse en el lugar del otro y entender sus necesidades y su comportamiento.El maravilloso uso de las palabras: gracias y por favor. ¿Da tanta vergüenza expresar las gracias y pedir algo anteponiendo el «por favor». ¿Tan difícil es ser agradecido y educado? ¿No nos damos cuenta que estos son signos de empatía con quién tenemos delante y que siempre facilitarán la comunicación?Ten siempre en cuenta la urbanidad. Lamentablemente esta palabra ha caído en desuso e incluso muchos desconocen su significado. La urbanidad es el comportamiento acorde con los buenos modales que demuestra buena educación y respeto hacia los demás, esté uno donde esté: en la empresa, en la calle, en una comunidad de vecinos...Abrir los ojos para ver la realidad. La ceguera, la oscuridad y el sin sentido, te privan de observar atentos dónde está la luz para que nuestros actos provoquen el mayor bien.Actuar sin mentiras y con justicia. El egoísmo, la ambición y el éxito, pueden muchas veces hacer olvidar esta importante lección, sin tener en cuenta que la verdad siempre va unida a la verdadera justicia.La importancia de hacer latir el corazón. Es tan importante que es lo que da la gran satisfacción de nuestros actos. Llegar al interior de las personas te permite conocerlas y que te conozcan.Pedir perdón y perdonar. No podemos olvidarnos de algo tan sencillo para la reconciliación. Solo así crecemos como personas. Ninguno somos perfectos y todos necesitamos el perdón. Sin practicar esta lección nunca creceremos y nuestros posibles éxitos serán falsos.El manejo de la envidia y la ambición. Su verdadero control conduce a que nuestras acciones sean justas, éticas y procuren el mayor bien para todos.Disposición para aprender de los demás con humildad. Todos tenemos que aprender y hasta el más ignorante nos puede dar una lección de sabiduría y de vida. ¿Cuántas veces nos hemos encontrado en la calle o en el trabajo gente con menos estudios, preparación o experiencia y nos han aportado conocimientos o ideas que jamás hubiéramos pensado?.La bondad, la ética, la moral. Practicar este maravilloso deporte nos hacer sentirnos sanos, contagiar nuestra salud y permanecer en buen estado físico, espiritual y profesional. Yo particularmente me he encontrado personas en mi camino que brillaban en este deporte y que me han hecho reflexionar dándome una lección sobre mi comportamiento viendo el suyo en las mismas circunstancias.La difícil lección de pensar en los demás. Creo que esa lección nunca se ha entendido o se ha estudiado poco. Ponerse en el lugar del otro, intentar conocerle y saber sus porqués, es imprescindible para no juzgar, no cuestionar y poder valorarle en su justa medida. Solo hay que reflexionar sobre las repercusiones que pueden tener nuestros actos en quien tenemos enfrente.El significado de anteponer el dar al recibir. Hay que regalar sonrisas para recibir sonrisas, hay que dar amor para recibir amor, hay que ser generoso para conocer la generosidad, hay que valorar los méritos de los demás para que pueda llegar tu reconocimiento. Hay que entusiasmar, motivar, alentar, enseñar, para que cada una de las semillas de grandes frutos.El papel que juega la persona en la sociedad. Actualmente la persona como tal no es importante sino por lo que pueda aportar. No importa sus problemas, su familia, sus dolores, su tiempo, su falta de medios... No importa humillar, maltratar, explotar, engañar. Si no da lo que se pretende de ella, sea justo o injusto, no merece la pena dedicarle tiempo porque no tiene ningún valor.Juzgar, criticar y desprestigiar. Es un juego tan malvado que solo lo utilizan los inútiles, los ignorantes y los ambiciosos para obtener lo que no pueden conseguir con su propia capacidad.El gran poder de la humildad. Como mencionaba en este artículo: el gran poder de la humildad es esa gran virtud del ser humano —contraria a la soberbia—, para reconocer las propias debilidades, cualidades y capacidades, y aprovecharlas en las relaciones con los demás, poniendo lo mejor de uno mismo y sacando los mejores valores de quien tienes enfrente. Hay una gran mensaje que nos han dado: si quieres llegar a ser grande, empieza siendo pequeño.La magia de saber escuchar y dejar hablar. ¿Cómo vamos a aprender y a conocer a quien está a nuestro lado, si siempre queremos ser el centro de atención? Tal vez hay que recordar este otro artículo. El manejo del poder. Una gran lección ¡Qué pena tener poder pero ser odiado! ¡Qué pena tener poder, éxito y dinero y ser temido! ¡Qué pena tener poder para regalar felicidad a cada paso y estar lleno de soberbia! ¡Qué pena tener el poder de poder hacer y mejorar lo mejorable y no hacer nada!.El reconocimiento como factor de motivación. En el reconocimiento está la base de nuestra autoestima y que todos necesitamos para rendir mejor en cualquier entorno.La importancia de un buen liderazgo. ¿Cómo vas a hacer equipo y dirigirlo, si no sabes hacer familia y educar, enseñar, amar a tu esposa y a tus propios hijos? Un líder tiene el gran poder de ver la magia que reside en la personas. Un líder tiene el gran poder de engrandecer a su equipo sembrando ilusión y entusiasmo en cada uno de los proyectos que se generen, removiendo sus conciencias para que cada uno reconozca la maravillosa función y la fantástica capacidad de que dispone.

Muchas gracias por llegar hasta la última lección de este supuesto máster. Debemos tener en cuenta que la llamada a hacer el bien es para todos. La llamada a hacer siempre lo mejor es para todos. La llamada a poner en práctica esta suma de puntos esenciales para compartir felicidad es para todos. ¡Apúntate y compártelo!

Muchas gracias por estar aquí y compartirlo. "Solo podemos iluminar el mundo si transmitimos luz""Solo podemos dejar huella con nuestra acción continua"

01.01.2021
Jesús Portilla
Ningún comentario

Empezamos un nuevo año y debemos estar preparados para escribirlo de la mejor manera. No hace falta que estemos en un palacio, que tengamos el mejor portátil para escribirlo o que tengamos que esperar a que salga el sol para que ilumine nuestra historia de 365 páginas, lo que hace falta es empezar a escribir el año desde el minuto uno, desde ese momento en el que nos despertemos y que pongamos todo nuestro empeño, nuestra ilusión y nuestra mejor intención en escribir una maravillosa historia que rebose alegría y felicidad. 

Pero no nos importe si en nuestra historia no todos los días son así, en nuestra historia pueden surgir tropiezos y adversidades; unas que sufriremos nosotros mismos y otras veremos sufrir gente a la que queremos e incluso gente a la que no conocemos, pero aún así nuestra historia, la historia que queremos construir de este nuevo año, debe contener una gran fe y esperanza que siempre nos llene de valentía, de fuerza, de generosidad y sabiduría para que nuestras decisiones y acciones siempre vayan dirigidas al bien común, dejando a un lado el egoísmo y poniendo siempre por delante el amor y la bondad.

Este nuevo año lo tenemos que escribir cada uno individualmente, línea tras línea, párrafo tras párrafo; volviendo atrás y borrando aquello que escribamos mal, esas faltas de ortografía, expresiones o acciones que provoquen daño y ofensas, ofreciendo nuestras disculpas, nuestro reconocimiento o nuestra corrección. Deberemos escribir buscando soluciones a las necesidades que se presenten en el camino, abriendo nuestros oídos para escuchar con atención y abriendo nuestra boca para que de ella salgan palabras llenas de amor, comprensión y ánimo que conduzcan a la felicidad de aquellos que se crucen en nuestro camino, ofreciendo con nuestra simple mirada el regalo que despierte su sonrisa y bienestar.

Este año cuando escribamos la página de cada día, tendremos que ver la repercusión que pueden tener nuestras acciones, los efectos que puede producir la historia que vamos a escribir. Tendremos que discernir dónde podrán afectar las decisiones, los caminos a seguir, los proyectos a emprender, las personas que dejaremos acercarse a nosotros y aquellas a las que vamos a rechazar; mirar siempre lo que nos une y dejar a un lado lo que nos separa sintiendo la grandeza de cada uno.

No podemos dejar que este año lo escriba nadie por nosotros, porque escribirá lo que él quiera y no lo que queramos nosotros; tendremos que poner el alma y el corazón  en las escenas de cada día, expresándonos con valentía anteponiendo el agradecimiento a la queja; la generosidad al egoísmo; la mejora y el crecimiento a la conformidad; la paciencia, la tolerancia y entendimiento a la soberbia; así como el razonamiento, la ética y los valores ante la injusticia y el abuso.

El mundo será diferente si lo escribimos de diferente manera, dándole sentido a la historia, dándole sentido a nuestros actos de cada día, dándole sentido a nuestra relación con los demás, poniendo en el lugar que le corresponde a cada cosa para que lo verdaderamente importante sea siempre y en cada página del libro, lo más importante.

Nuestra inspiración para la página de cada día deberá ir dirigida a proyectos generosos, buenos sueños llenos de esperanza y entusiasmo que nos hagan crecer y avanzar, compartiendo nuestro crecimiento, así como nuestros dones, capacidades y cualidades. La nuevas etapas procurarán el no permanecer encerrados en el pasado, sacando lo mejor de nosotros abriendo nuestro corazón.

Tenemos un nuevo año por escribir y debemos convertir su gran historia en una realidad que nos haga sentirnos orgullosos de cada una de sus páginas. En sus escenas, nos encontraremos con multitud de personas, entablaremos multitud de conversaciones, deberemos pararnos a pensar en multitud de ocasiones, tendremos que tomar multitud de decisiones, emprenderemos multitud de acciones y deberemos recordar siempre que solo serán satisfactorias y nos llenarán de felicidad, si hemos puesto amor en cada una de ellas. 

 ¿Quién mejor que nosotros para convertir cada día de este nuevo año en un maravilloso regalo?

¡Feliz año a todos!

Muchas gracias por estar aquí y compartirlo. "Solo podemos iluminar el mundo si transmitimos luz""Solo podemos dejar huella con nuestra acción continua"